• Valeria Primost

Wu Xing Qi Gong - Dragon en Wudang

Actualizado: sep 29



El Dragón del Qi Gong de las Cinco Fases, según lo aprendido con Ismet Himmet.

En su sistema se refiere al elemento madera, órgano hígado, estación primavera. La madera representada por el árbol se expande, abarcando el espacio a medida que se alimenta de la luz, el agua y los nutrientes de la tierra, tras un período de hibernación y nutrición interna.

La cualidad física del Dragón es no pedir permiso, tomar su lugar y manifestarse tal cual es.

El hígado según la medicina tradicional china, cumple la función de almacenar (yin) y liberar (yang) la sangre en la dirección de su propio movimiento: hacia afuera y hacia arriba, permitiéndole llegar a los zonas lejanas de cabeza y extremidades y facilitando las funciones del corazón y el bazo. Un equilibrado proceso de almacenamiento y distribución de la sangre y el qi tiene efecto sobre la nutrición del cuerpo físico y la regulación de las emociones.


Los ojos expresan al hígado y también se benefician al recibir un flujo equilibrado de la sangre, con una visión mas clara que se refleja también en una claridad de juicio y en una acción resuelta. El desequilibrio de este elemento se observa en las emociones intensas y descontroladas que conducen con frecuencia al enojo o la ira. También se relaciona al hígado con la nutrición de músculos, tendones y articulaciones, facilitando la flexibilidad y la disponibilidad para el cambio. En términos mecánicos el movimiento del dragón se inicia desde el centro, transportando la energía hacia los brazos, a través del interior del cuerpo. Los brazos dan dirección antagónica a esos movimiento espirales simultáneos, generando espacio interno en múltiples direcciones.

En su versión estática la postura de doble ancho de hombros y rodillas flexionadas, activa la conexión del dedo gordo del pié hasta la base de la pelvis por la parte interna de las piernas. Recorrido del meridiano de hígado entre H1 y H12 (a la altura de la ingle) liberando ese punto en relación con la pelvis al girar el centro a cada lado y darle continuidad hacia la espiral antagónica de los brazos. El movimiento desde el centro abre las caderas y fortalece las piernas.

Se entrena con este movimiento la solidez de la base y el enraizamiento y la potencia del movimiento espiral del centro y su canalización hasta los dedos de las manos y mas allá. En su versión dinámica, se ocupa el espacio a través de caminatas en formas de ocho, generando movimientos de expansión , suspensión , giro e impacto en diversas velocidades. La mirada participa acompañanado u oponiendo los movimientos alternativamente. Siempre despierta y receptiva del espacio alrededor. Los movimientos son contínuos y fluidos, sin detenciones ni dudas. Se aborda el espacio con autoridad, dando por hecho que es propio.

  • Instagram
  • Facebook Social Icon

 

+54 911 5374 4672

movimientointegrado@gmail.com

Buenos Aires, Argentina

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now