• Valeria Primost

Las Curvas de la Columna, Movimiento Evolutivo




Nuestra columna vertebral es conocida y mencionada corrientemente como un medio de sostén vertical y como el foco de daños consecuentes de los malos hábitos posturales cotidianos. La misma palabra se usa para nombrar a los pilares que sostienen los altos y pesados techos de edificaciones históricas con igualmente elevado peso simbólico. Qué implica nombrar del mismo modo a una estructura ósea que en nuestro cuerpo alberga además al río principal de conecciones vitales que nos otorgan no solo organización material sino también sensorial, emocional, intelectual y de comportamiento, a través de su estrecho vínculo con nuestro cerebro: la médula espinal?


Las curvas que presenta la columna son mayormente mencionadas a causa de los dolores que se experimentan en ellas. Sin embargo son mucho mas que lugares en que se revelan nuestros hábitos cotidianos. Su existencia tiene origen en diversas etapas del proceso evolutivo y viene a atender necesidades puntuales tanto de comunicación interna de nuestros procesos vitales, como del sostén, amortiguación y estructuración anatómica de toda nuestra persona.


En la Técnica Alexander abordamos la exploración y reorganización del equilibrio de las curvas de nuestra columna, a través de procedimientos basados en el desarrollo evolutivo del movimiento. Procedimientos que fueron desarrollados como resultado de la colaboración entre el anatomista y antropólogo Raymond Dart y los profesores de Técnica Alexander Joan y Alexander Murray, incorporándose en diversas escuelas de la Técnica Alexander en el mundo.


En estos videos comparto un poquito del proceso de auto exploración, ilustrando de forma muy básica uno de los procedimientos Dart, proponiendo modos de pensar la implicancia de las distintas etapas. Estos videos no se proponen como ejercicios para hacer en casa, sino como un medio ilustrativo de un trabajo que se realiza de forma personalizada junto a una profesora certificada de la Técnica Alexander. Esto es así porque en nuestro cuerpo suceden muchas mas cosas de las que podemos llegar a ver en un video, o incluso personalmente sin unos ojos y manos entrenado para eso.


Por eso en esta nota les invito no a copiar el movimiento de los videos, sino a verlos con detenimiento y preguntarse sobre la maravilla de la construcción anatómica y de su relación con nuestros procesos de pensamiento y emoción. Con la sola intención de inspirarles esta curiosidad que a pesar de años de práctica me sigue cautivando.




CURVA PRIMARIA

De una columna con todas sus curvas a una actividad primaria completa.

Llamamos actividad primaria a la forma o sola intención de la columna hacia la curva fetal.

Todo nuestro proceso de gestación se desarrolla a través de esta curva. Es nuestra forma de construirnos como organismos.

A partir de esta curva y de la diferenciación de las tres capas germinales: endodermo, mesodermo y exodermo; se forman todos nuestros tejidos y células, que luego serán nuestros órganos, estructuras y sistemas.

No es casual que esta actividad primaria sea practicada también en la meditación de pié del qi gong Taoísta, al igual que en todas sus meditaciones, en la búsqueda de una reconección con el origen, la respiración embriónica y el desarrollo de la energía vital.





CURVA SECUNDARIA

Salir al mundo, con ojos y manos como guía. Pero algo nos despierta antes , algo que escuchamos u olimos nos lleva a abrir los ojos, a buscar mas allá del espacio inmediato.

Una vez que ese movimiento se inicia todo el sistema responde, para dar un primer paso hacia el espacio.


Hay muchas formas de salir del espacio íntimo hacia el compartido por el mundo.

El pasaje de la actividad primaria a la actividad secundaria de la columna es parte de ese proceso, es una herramienta de sostén para el andar, es el despliegue de una trama que luego accede a toda la complejidad de las curvas combinadas como medio de sostén y amortiguación.




Otra forma de volver

Otra forma de reencuentro

El diálogo con el mundo es un vaivén entre el afuera y el adentro, que se inicia en cada célula. Practicamos en este proceso la conección entre la apertura y la intimidad para desarrollar los recorridos necesarios que nos permitan estar en el mundo sin perdernos a nosotrxs mismxs.



Las espirales son otro camino hacia la apertura. El movimiento de la cabeza rodando sobre su propio apoyo invita al despliegue de la columna desde la actividad primaria hacia la secundaria y de allí a desarmarse en una total apertura al cielo.

Salir, nacer, abrirnos al mundo.

Motivaciones germinales del movimiento.


Especialmente cautivante es el hecho que quizás llegaron a percibir a través de los videos y los textos, de que las curvas de la columna no son formas, sino procesos de movimiento, un diálogo contínuo entre los tejidos y las vértebras, una vínculo entre la fuerza de gravedad y nuestra intención en el mundo.


En una próxima entrada compartiré con ustedes una meditación muy sencilla que se refiere a la relación entre abrir y cerrar, al movimiento entre fases opuestas y su relación de continuidad. Si les interesó esta nota no se pierdan esa meditación y no dejen de compartir sus comentarios aquí abajo y de compartir el link por ahí a quienes puedan disfrutarlo.


Gracias por leer!

Valeria



25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo