• Valeria Primost

Algunos conceptos de la Técnica Alexander desde la mirada de un psicoterapeuta y profesor de la TA.

Fragmentos extraídos de http://www.alexander-technique-london.co.uk/ Edición y traducción: Valeria PrimostAnthony Kingsley, es psicoterapeuta y profesor de la Técnica Alexander, trabajó con el abordaje en Psicología Formativa de Stanley Keleman y ofrece sesiones en psicología integrativa basada en un modelo somático-emocional. Ha enseñado la Técnica Alexander por mas de 30 años y es el director de The Alexander Studio en Londres desde 1993.

La Técnica Alexander y la Experiencia Emocional

Los hábitos posturales frecuentemente sirven para filtrar la experiencia emocional. De hecho, esta es una de las principales razones por las que desarrollamos patrones de distorsión postural. Reich, discípulo de Sigmund Freud, llamó a este fenómeno “Blindaje Corporal”. Una manera de entender el método de cambio de la Técnica Alexander es como una estrategia para remover este filtro de nuestras percepciones emocionales.Auto conocimientoNo podés conocer algo a través de un instrumento que es defectuoso. Así es como somos las mayoría de nosotros. Nuestros hábitos de tensión y distorsión se sienten correctos para nosotros. Nuestra apreciación sensorial es imprecisa, y no nos ofrece feedback acertado sobre lo que realmente está sucediendo.Esto también aplica a los sentimientos y las emociones. No podemos realmente “conocernos a nosotros mismos”, si el instrumento que utilizamos para “conocer”, nuestro registro sensorial, es defectuoso. Buenas clases de la Técnica Alexander pueden promover un “auto-conocimiento” mas preciso.La Inhibición como capacidad y el no-hacerLa inhibición es frecuentemente confundida con una forma de  poner los frenos, y llegar a una detención de emergencia. Este no es el caso ( de lo propuesto por la Técnica Alexander). La inhibición es como un músculo en el cerebro que necesita práctica para poder desarrollarse y crecer. La inhibición es una capacidad mental que condiciona todas las reacciones de la persona a la totalidad de estímulos de la vida. Cuando la inhibición está disponible, los patrones reactivos habituales de pensamiento se suspenden. En este nuevo estado, no estamos siendo dominados por reflejos de miedo sobre excitados, emociones descontroladas, y prejuicios fijos.El no hacer que Alexander describía está mas cerca del juramento Hipocrático : “No hacer daño”. En otras palabras, no-hacer deriva de la inhibición que permite a la persona no continuar usándose a sí misma en modos que le son dañinos. Involucra un proceso de aprendizaje para prevenir los obstáculos e interferencias con el funcionamiento saludable.El Control PrimarioEl control primario que Alexander descubrió es usualmente visto como la primacía de la relación Cuello, Cabeza y Espalda en el funcionamiento humano. Alexander relaciona su descubrimiento con el trabajo del profesor Rudolf Magnus (fisiólogo y farmacólogo alemán 1873-1927) quien exploró los patrones de cabeza y columna en los vertebrados (llegando a conclusiones idénticas a las que Alexander arribó diez años antes). El lo llamó “control central”. De hecho, cuando el cuello está libre, y la cabeza se ubica adelante y arriba y la espalda se alarga y se ensancha, el cuerpo efectivamente funciona de la mejor manera. En otras palabras el Control Primario no está siendo interferido. Esta es la condición natural. Sin embargo, es el aparato mental el responsable de interferir con la operación natural del Control Primario. Y entonces, en relación a esto, el Control Primario no es primario. El modo de pensar es primario. Y son los patrones de pensamiento a lo que apelamos en la situación de clase de la Técnica Alexander.Edición y traducción: Lic./Prof. Valeria Primost - Buenos Aires, 4 de Abril de 2016.
  • Instagram
  • Facebook Social Icon

 

+54 911 5374 4672

movimientointegrado@gmail.com

Buenos Aires, Argentina

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now